Entre Araucarías y Volcanes

Región Araucanía Andina

 

Historia de Malalcahuello

Malalcahuello significa corral de caballos en mapudungún, hoy en día es una pequeña villa de montaña, a medio camino entre Curacautín y Lonquimay. Es un pueblito pequeño, con algunos negocios, con las famosas Termas de Malalcahuello y el hermoso parque nacional Malalcahuello-Nalcas. Es parte de lo que conocemos hoy como Araucanía Andina. En general toda esta zona fue colonizada hacia los principios del siglo XX por intereses forestales, la manera para avanzar que tenían era ir quemando bosques… buenamente esos tiempos quedaron atrás y con mucha suerte muchas araucarias milenarias que están en lo más alto de la Sierra Nevada y cerca del Volcán Lonquimay han logrado sobrevivir hasta hoy. Hoy en día la zona intenta vivir del turismo asociado a la naturaleza, el trekking y sobre todo el turismo de invierno es el centro de sky corralco.

Túnel las Raíces 

El túnel Las Raíces es un túnel carretero ubicado en la Región de la Araucanía, Chile, construido en 1939, conectando las comunas de Curacautín y Lonquimay, en el sector alto del río Biobío y a 1010 msnm. Con una longitud de 4528 m, ocupa el lugar número 162 entre los túneles más largos del mundo. Fue el túnel ferroviario más largo de América (el ferrocarril ya no corre en él), y es el tercer túnel vehicular más largo de Latinoamérica.

Como dato curioso, el túnel debido a su gran longitud, no permite ver la luz al final de este desde un extremo a otro, de hecho en la mitad de él, no es posible ver la luz del comienzo del túnel ni del final de éste, antiguamente (antes del año 2005 y la remodelación) el túnel era un panorama de total oscuridad en su interior, sobre todo en el kilómetro 2 de recorrido en su interior.

El túnel forma parte de la Ruta 181 que une la ciudad cordillerana de Lonquimay con Victoria. Esta carretera continúa hacia Argentina a través del Paso de Pino Hachado en la Cordillera de los Andes. Además, el túnel sirve para conformar un corredor bioceánico entre el Pacífico y el Atlántico, desde Lebu, en la Región del Biobío en Chile hasta Bahía Blanca en Argentina.

El túnel permite un tránsito unidireccional, por lo cual los vehículos deben esperar que se les indique la dirección del tránsito para avanzar. En la actualidad este túnel se encuentra asfaltado y por él circulan diariamente grandes camiones con combustible desde Argentina. Tiene un tráfico diario promedio de cerca de 450 vehículos. Se cobra peaje equivalente a aproximadamente 1 dólar por automóvil y hasta 11 dólares por camión con más de dos ejes.

Salto del Indio

Salto de La Princesa

Coordenadas : 267089 – 5738423 – Altitud: 683.
Población más próxima:  Curacautín, 22 Km Aprox.
Dimensión: Sitio.
Valor Intrínseco: Cientifico – Interés Geologico: Petrologico – Volcánico – Fluvial .
Accesibilidad: Muy Fácil , Se accede en auto al lugar, 500 metros desde carretera, camino de entrada de tierra y en regular estado hasta el salto
Salto de agua de unos 25 metros de alto aproximadamente. El salto es producto de un desnivel generado por estructuras de basaltos columnares, los cuales producen que el estero La Gloria pase a vaciar sus aguas al rio Cautín. El entorno es bastante atractivo ya que presenta una abundante vegetación nativa, con presencia de helechos, musgos y variada vegetación arbustiva. La visibilidad es buena al igual que el acceso, el cual se encuentra a aproximadamente 500 m del camino principal que une Curacautín con Malalcahuello. Este salto tiene además un valor cultural importante ya que tiene asociada una leyenda mapuche.

Leyenda de el Salto de la Princesa


”Eran tiempos en que las tribus mapuches recibían en Curacautín a diferentes comunidades Pehuenches y Puelches para llevar a cabo los tradicionales trueques y ceremonias religiosas. Los Mapuches no conocían algunas cosas que los Pehuenches y Puelches ya dominaban, una de ellas era el caballo. Un día llegó a oídos del cacique Huillical que los Pehuenches y Puelches usaban el caballo, el cacique prometió valiosos obsequios a aquel valiente que le trajera uno, pero no fue posible y poco a poco su deseo se transformó en una obsesión, más aún cuando supo que había llegado a Malalcahuello
un hermoso potro blanco. Entonces reunió a su tribu y les dijo:

“Esta es la princesa Rayén, mi hija, uno de ustedes me traerá ese caballo blanco y el que lo haga se llevará a mi hija en recompensa” Nahuelcura, indio mestizo de quien Rayen estaba enamorada le consoló diciéndole que no se preocupara, que él traería el caballo blanco que tanto anhelaba su padre y de ese modo consumarían su amor para siempre.

Al amanecer del tercer día un relincho lleno de fuerza y vida irrumpe la tranquilidad de la mañana. Huillical no podía creer lo que sus ojos veían, no podía creer que su tan anhelado caballo blanco estuviera frente a él.

Quilacura dijo al cacique ¿cumplirás tu promesa? ahora que yo he hecho realidad tu sueño tan deseado.

Un mapuche siempre cumple su palabra, respondió Huillical. Ve a esa ruca y toma a Rayen como tu esposa.
Quilacura creyó caminar en las nubes… Tanto tiempo amándola en celoso silencio y ahora Rayen era suya. Cuando entró en la ruca un grito de furia irrumpió toda la tribu de Huillical, ¡Rayen, dónde estás Rayen! Pero ella se encontraba muy lejos de allí junto a su amado Nahuelcura.

El cacique Huillical dijo a su tribu: ¡buscar a Rayen por toda la selva, buscar en cada cueva por tres lunas y tres soles, si en ese plazo no aparece, ella habrá ganado su destino, pero no será nunca más una mujer mapuche…

Así, todos los hombres fueron en busca de Rayen, mas Quilacura salió solo, su desesperación hizo que corriera como un león
en rumbo desconocido.

Rayen y Nahuelcura corrían sin descanso entre el bosque al anochecer y frente a una gran piedra recostaron sus débiles cuerpos cansados. La búsqueda de los jóvenes no se detuvo ni por un solo segundo y sin darse cuenta…ya habían pasado las tres lunas.

De pronto en el tercer sol un grito que venía de los matorrales exclama: ¡La encontré, la princesa Rayen esta acá, vengan todos ¡. Ante estos gritos, Rayen y Nahuelcura miraron a su alrededor, pero vieron que no tenían salida, estaban en medio de un circulo humano y la única salida era un acantilado…
Los jóvenes se miraron y tomados de las manos se lanzaron al vacio. Y fue aquí donde nació un cascada de agua, irónicamente en forma de la Cola de un Caballo.”

 

Centro de Ski

Corralco Mountain & Ski Resort se ubica sobre la Cordillera de Los Andes, a sólo 90 minutos de Temuco, a los pies del volcán Lonquimay e inmerso en el espectacular paisaje de la Reserva Nacional Malalcahuello.

Su belleza natural, donde se combinan araucarias, nieve y montaña, hacen de este Centro de Ski un destino de clase mundial y lugar preferido de esquiadores avanzados y principiantes.

Con el 100% de sus 1.800 hectáreas de dominio esquiable sobre la línea arbórea, ofrece más de 7 metros de nieve caída al año, 26 pistas, 6 andariveles (4 de arrastre y 2 telesillas) y vastos terrenos en campo abierto y fuera de pista.

Para hacer de la montaña una experiencia única y de primer nivel, en 2013 fue inaugurado Valle Corralco Hotel & Spa. El hotel, con más de 5.500 metros construidos, cuenta con 54 habitaciones, restaurante, bar, spa, gimnasio, sala de cine, salón de convenciones y un servicio 5 estrellas.

Lo anterior se suma a la base de ski, donde se encuentra el restaurante El Zorro con Botas, la cafetería 1600 y un rental completamente abastecido con equipos e indumentaria.

Esto ubica a Corralco dentro de los destinos top de montaña a nivel nacional y, definitivamente, como el nuevo destino de extranjeros amantes del ski en Chile.

“Parque Nacional Conguillio”

Los últimos años, El Parque Nacional Conguillío, se ha convertido en uno de los destinos top del sur de Chile. Escenarios de gran belleza y gran contacto con la naturaleza, son dos de las razones para ir al lugar.

En primera instancia se creó el Parque Nacional “Los Paraguas”, el 21 de agosto de 1940, con una superficie de 18.750 hectáreas. Luego se formó la Reserva Forestal Conguillio; con una superficie de 36.000 ha. Se establece en 1950 con el fin de resguardar la población de Araucarias en su interior.

Finalmente desaparecieron los límites entre la primera y la segunda, pasando a conformar un solo gran parque nacional. Esta fusión se produce en 1970 con el objetivo de proteger los lagos andinos, profundos cañones y bosques de araucarias.

Lago Conguillío:

El Lago Conguillío es uno de los elementos que da vida al Parque Nacional. En este sector existe arriendo de cabañas, camping y sectores para realizar picnic. En general, se sugiere comprar en Curacautín y Melipeuco víveres o comida, debido a la escasa oferta de servicios de alimentación y a la inexistencia de habitantes o locales dentro del Parque

Laguna Captrén:

Una de las Lagunas más bellas de todos los Parques Nacionales. Esta laguna fue originada recientemente debido a las erupciones yla lava.

Laguna Arcoiris:

Esta laguna de formación volcánica es ideal para la fotografía y para un paseo para toda la familia.

“Reserva Nacional Malalcahuello”

La unidad Malalcahuello está ubicada en la Región de la Araucanía, en la comuna de Curacautín, provincia de Malleco. Fue creada el 31 de marzo de 1931, mediante Decreto Supremo N° 1670 del Ministerio de la Propiedad Austral. Ha sufrido posteriores modificaciones, por causa de diferentes decretos.

La unidad destaca por la protección de especies nativas tanto de flora como la araucaria, coigüe y roble, y de fauna, como pumas, zorros y carpinteros.

Sus principales actividades son:
• Trekking
• Ascensiones al volcán
• Deportes invernales (esquí, raquetas, randonée, snowboard, etc)
• Avistamiento de aves
• Fotografía

Tramo senderos disponibles:
• Piedra Santa: 7,5 km
• Coloradito: 10,4 km
• Sierra del colorado: 2,8 km
• Cráter navidad: 1,8 km

Ciclovía en Malalcahuello

La Ciclovía Manzanar – Malalcahuello construida sobre el antiguo ramal ferroviario es un hermoso paseo familiar en el corazón de la Araucanía Andina. Su trazado de 12 kilómetros cruza túneles, bosques y escoriales volcánicos, siendo acompañado por atractivas vistas del Volcán Lonquimay. Su cómodo trazado invita a subir a la bicicleta a toda la familia.